La fiabilidad de una primera marca con Iveco Massif.

Los Iveco Massif son vehículos todoterreno disponibles en el mercado desde el año 2007, en el que los puso a la venta la empresa italiana Iveco (perteneciente al grupo Fiat, una de las primeras marcas del motor a nivel internacional). Se fabricaron en la factoría de Santana en Linares (Jaén), y fueron concebidos principalmente para uso profesional. El Iveco Massif viene siendo una variante mejorada del Santana 2500, que se fabricaba en la misma localidad entre las décadas de los 80 y 90, y que era una versión de los clásicos todoterrenos Land-Rover, que también se trabajaron en Linares hasta que finalizó el acuerdo de colaboración entre las dos empresas en 1983. La fabricación del Iveco Massif finalizaría de manera definitiva en el año 2011, tras el cierre de la fábrica de Santana.

Grandes prestaciones y fiabilidad para todos los terrenos.

El todoterreno Iveco Massif cuenta con entre cinco y ocho asientos, según las necesidades, y está disponible en las versiones de tres y cinco puertas. El motor se encuentra en la parte delantera, fabricado por la propia casa Iveco. Funciona con combustible diésel y dispone de cuatro cilindros e inyección directa. También cabe señalar que los Iveco Massif poseen dirección asistida de sistema hidráulico, y tienen capacidad para cien litros de carburante, lo que les concede una gran autonomía. Los frenos, tanto en la parte posterior como en la delantera, son de disco, y tienen cinco velocidades, además de marcha atrás manual. El peso máximo autorizado del Iveco Massif es de 3.050 kilogramos, y se puede aplicar carga máxima de una tonelada, aunque puede llegar a remolcar 750 kilos sin necesidad de freno auxiliar, y 3.000 contando con este equipamiento. Considerado un cuatro por cuatro ligero, el uso del Iveco Massif está particularmente extendido en el transporte profesional: vehículos de rescate, servicios de protección civil y militar, mantenimiento de infraestructuras, o vehículos agrícolas, entre otros. También es habitual en actividades deportivas o de ocio, aunque está homologado como vehículo industrial.
Volver arriba