El nuevo DAF XF

En la ciudad holandesa de Eindhoven nació hace más de un siglo la que, con el tiempo, llegaría a ser una de las grandes marcas de la industria del automóvil en el segmento de los vehículos industriales pesados: DAF. Aunque hoy la empresa, rebautizada como DAF Trucks, pertenezca a la corporación norteamericana PACCAR, los nuevos dueños han sabido mantener el espíritu original del fabricante holandés de camiones. DAF mantiene su sede en Eindhoven, cuenta con una red mundial que supera el millar de concesionarios y posee centros de distribución de piezas en varios países europeos. Esta impresionante estructura logística se ha puesto en los últimos años al servicio de la nueva joya de la corona del fabricante: el nuevo DAF XF. Este camión, diseñado para el transporte de larga distancia, ha conseguido ofrecer a los conductores de todo el mundo la cuadratura del círculo automovilístico: costes operativos reducidos, alta fiabilidad, máximo confort en cabina y respeto al medio ambiente.

Prestaciones: cabina, motor y chasis

El DAF XF tiene muchos puntos fuertes y pocas debilidades. Su cabina apenas resiste comparación. Espaciosa, luminosa y cómoda, ha sido diseñada pensando en la conducción, pero también en la comodidad. El compromiso y el cuidado por cada mínimo detalle es precisamente una de las características más relevantes del DAF XF. Su motor PACCAR conjuga un rendimiento excelente con un nivel muy bajo de combustible. El chasis del DAF XF ha sido elogiado por los distintos profesionales del sector. La compacta distribución del camión integra, en un solo módulo y de forma muy eficaz, el silenciador de escape, el depósito, el soporte de batería y la unidad dosificadora. El material con el que está fabricado el chasis es acero de alta calidad. Esto explica el resultado: un chasis robusto como pocos y, al mismo tiempo, flexible y ligero, capaz de soportar cargas muy elevadas. El DAF XF presenta una amplia variedad de modelos, con versiones de dos, tres y cuatro ejes.
Volver arriba