contenedores

El transporte en contenedores

Actualmente, los contenedores son protagonistas en prácticamente todos los puertos del mundo y en las carreteras de cualquier país. Sin embargo, su empleo comenzó en 1956, sabiéndose perfectamente que el primer envío de contenedores sucedió un 26 de abril y estuvo a cargo de Malcom MacLaren al transportar un contenedor desde Nueva York hasta Houston. Desde entonces, la popularidad de estos depósitos de mercancía no ha hecho más que aumentar, lo mismo que las soluciones aplicadas por los diseñadores de vehículos industriales para conseguir que los contenedores lleguen a cualquier parte del mundo.


Característicos del contenedor

La simplicidad de este depósito puede llegar a ser engañosa, ya que para diseñar un contenedor que cumpla con la normativa actual hay que vigilar muchos aspectos del proceso de producción. No hay que perder de vista que los contenedores deben ofrecer formatos universales para adaptarse a los chasis de camiones o las superficies de las embarcaciones destinadas a transportarlos. Para evitar desajustes en su producción, los contenedores han de contemplar en todo momento la norma ISO 6346, la cual sirve tanto para su fabricación como para la producción de los medios de transporte ideales para su manipulación. Esta estandarización es la que ha hecho posible que el contenedor se convierta en el principal recipiente de mercancías a nivel mundial.


Principales fabricantes de contenedores

Como sucede en otros muchos ámbitos industriales, la responsabilidad y el mérito de crear el contenedor adecuado para cada tipo de trabajo recae sobre firmas muy concretas que han conseguido que los profesionales puedan identificar sus modelos en cualquier lugar. Esto es también un aspecto positivo a la hora de buscar modelos en el mercado de vehículos usados, ya que son muchos los que han demostrado a lo largo del tiempo destacar de forma significativa por su eficiencia y por la calidad de sus componentes. Los conductores y encargados de logística sabrán apreciar en todo momento la calidad de los productos que llevan el sello de una empresa como Mercedes-Benz. Sus chasis de apoyo para contenedor pueden contarse dentro de la lista de los más eficientes, por lo que muchos profesionales recurren a ellos. Lo mismo sucede con los diseños de Kögel, una empresa que se ha especializado de forma destacada en este sector, consiguiendo que sus creaciones gocen de una gran reputación.


Tipos más buscados

Es importante tener en cuenta que el mercado de vehículos de segunda mano ofrece un contenedor para cada tipo de necesidad, por lo que existen muchas variaciones que se apoyan directamente en la norma ISO citada anteriormente, pero que no tienen nada que ver entre sí. Los más sencillos son aquellos destinados al transporte de mercancías y los semirremolques de caja cerrada, ya que en su interior solo se requiere la presencia de un espacio libre para la acumulación de materiales. Esto deja paso a otros contenedores ligeramente más sofisticados como los empleados en la construcción o los de tipo vivienda. En este caso, un contenedor puede llegar a presentar instalaciones tan sofisticadas como el aire acondicionado en su interior e incluso pequeños aparatos sanitarios. El motivo de esto es que su empleo está destinado a usuarios que tendrán que realizar diversas funciones en ellos. Su versatilidad es tan amplia que son muy populares en obras de todo el mundo y en otros ambientes que requieren un uso de carácter provisional. Merece también ser destacado el contenedor frigorífico por su importancia en el transporte de materias frescas como alimentos. Este modelo ofrece un sistema de climatización que reduce la temperatura en su interior, consiguiendo que el proceso de conservación de alimentos y otros elementos sea el ideal. Su presencia en las carreteras de todo el mundo es muy importante y se sitúan como una pieza insustituible en la industria alimentaria.


Materiales de última generación

El contenedor puede estar fabricado con materiales muy diversos que son los que terminan dando un carácter propio a este equipo. En su origen, los modelos estaban producidos con maderas contrachapadas e incluso en la actualidad es posible encontrar este tipo de contenedores en multitud de lugares. Con todo, esto ha dejado de ser común, empleándose en la mayoría de los casos una aleación conocida como acero corten para su fabricación. Las características de ligereza, resistencia y resistencia al desgaste de este material son las que propician que los actuales contenedores lleguen a asegurar vidas útiles muy prolongadas y que sean reciclables por completo.


Chasis especializados de camiones

El contenedor no podría entenderse de ninguna forma sin los chasis de camiones especializados para su transporte. Pese a que pueden encontrarse vehículos con contenedor fijo, lo normal en el sector es disponer de un chasis que pueda montar contenedores intercambiables. Estos equipos se fabrican de forma eficiente, contando para ello con unas medidas de seguridad que ponen todo su empeño en la torsión y la maniobrabilidad. Asimismo, los diseñadores de empresas como Kögel cuentan con diversos largos para adaptarse a los principales modelos de contenedor que existen en el mercado. El chasis debe ser respetuoso también con la superficie del cajón, algo para lo que se emplean recubrimientos plásticos o cerámicos tan seguros como eficientes.


Conclusión

Los contenedores son el método más usado en todo el mundo para el transporte de mercancías. Su diseño está preparado para que puedan ser empleados durante mucho tiempo, por lo que las opciones que ofrece el mercado de ocasión son excelentes para encontrar un contenedor ideal con el que poder trabajar de la forma más profesional.

Volver arriba