Orígenes y evolución del caterpillar.

En el sistema de oruga tractora, inventado en los albores de la Revolución Industrial, se encuentra el origen del actual caterpillar, aunque no es hasta el siglo XX cuando estos vehículos comienzan a ser fabricados a gran escala. Los primeros fueron creados para circular por la nieve, y estaban propulsados por vapor. El ingeniero norteamericano Benjamin Holt comenzó a experimentar con varios sistemas de ruedas, buscando una solución a los problemas de tracción que los vehículos sufrían al desplazarse sobre terrenos inestables. Gracias a sus avances nació el moderno caterpillar.
El sistema de cadena de eslabones modulares, esencia del concepto y característica definitoria del caterpillar, sustituye a las tradicionales ruedas neumáticas. Las cadenas proporcionan una gran estabilidad al vehículo, repartiendo su peso sobre una superficie mayor. El sistema de tracción oruga suele fabricarse en aleación de acero-manganeso, material de gran resistencia. Otra de sus características principales es que lleva incorporada una cuchilla horizontal en la parte delantera que sirve para excavar, remover, cargar y transportar materiales.

Los accesorios para el caterpillar aumentan su versatilidad.

El caterpillar se usa fundamentalmente en la construcción. Estos vehículos cuentan con numerosos accesorios que les permiten realizar diversas tareas. La pala articulada puede ser frontal o de empuje, o bien retroexcavadora, con la cuchara hacia abajo, un accesorio concebido para practicar zanjas y cimentaciones. El escarificador dentado se ensambla en la parte trasera del caterpillar y se usa a modo de arado para desgarrar terrenos compactos y rocas semiduras. También se puede añadir una apisonadora al caterpillar, para labores de compactado de terreno. La traílla o mototraílla es otro accesorio que sirve para excavar, transportar, cargar y descargar materiales.
Algunos de los modelos más destacables de tractor oruga proceden de prestigiosos fabricantes como Dresser, Komatsu, Hitachi, Mitsubishi, la emblemática firma americana CAT - también conocida como Caterpillar, de la que estos vehículos reciben su nombre -, o New Holland.
Volver arriba