Trasporte de caballos

El transporte de caballos se realiza, habitualmente, mediante el uso de remolques específicos para esta tarea y que suelen engancharse a la sujeción colocada en la parte trasera de turismos y todoterrenos. En este sentido, hay que partir de la base de que, a efectos legales, estos animales son considerados como de producción, es decir, se encuadran dentro de la misma categoría que los cerdos y las vacas, por lo que los habitáculos para su transporte deben proveerles de un espacio suficiente y seguro ante posibles problemas en la carretera.


Apreciaciones significativas sobre el transporte de caballos

Los caballos han sido, a lo largo de la historia, animales adiestrados y enfocados al transporte de personas y mercancías incluso a través de largas distancias. De hecho, esto fue así hasta la aparición del coche. Después de que el coche irrumpiese en el mercado, se aprovecharon las ventajas de los vehículos de combustión en términos de velocidad y potencia para llevar mercancías de un lugar a otro. Evidentemente, puesto que el caballo es también un animal de competición y, en muchos casos, de ocio, ya que suele emplearse en ferias y exposiciones al aire libre, fue necesario el diseño de remolques específicos para ellos.


Principales fabricantes de remolques de transporte de caballos

El mundo del transporte de caballos es bastante específico, motivo por el que el abanico de marcas de remolques no es demasiado extenso. Sin embargo, dentro de todas las variedades disponibles, conviene hacer mención a Alfer, una firma que se especializa en la elaboración de este tipo de remolques con carrocería de aluminio y para un máximo de 2 caballos. A nivel internacional, Böckmann es una de las principales marcas de referencia en el sector.


Ensambles y tipos de remolques de transporte de caballos

En estos momentos, literalmente, la variedad de modelos de remolques para el transporte de caballos es prácticamente ilimitada; también en el mercado de vehículos usados. Esto se debe, fundamentalmente, a que los fabricantes tratan de adaptarse a las necesidades de cada usuario y cada tipo de animal. No hay que olvidar que estos son, en muchas ocasiones, muy delicados y su valor es prácticamente incalculable, sobre todo, si compiten.

El número máximo de caballos que se pueden transportar en un mismo remolque o van de carga es de cuatro. En este sentido, estos son los más grandes y deben contar con compartimentos separados que brinden autonomía al animal. Generalmente, estos presentan una altura de 2,8 metros, ya que deben permitir que el animal se sienta plenamente cómodo. La estructura suele fabricarse en aluminio y cuenta con rejillas de ventilación en los lugares indispensables.

Los techos de este tipo de remolques suelen ser de lona, aunque pueden fabricarse rígidos. También acostumbran a contar con dos ejes y, consecuentemente, con cuatro ruedas, si bien es cierto que los más grandes pueden tener más.


Principales innovaciones en transporte de caballos

Respecto al transporte de caballos, las principales innovaciones introducidas en los remolques específicamente diseñados para ello guardan relación con el confort del animal y con la facilidad para conducirlos. En este sentido, incorporan sistemas de amortiguación propios que protegen las articulaciones del animal y aportan estabilidad al vehículo. De este modo, pueden disponer de comida y bebida a su alcance en el interior si se desea.


Conclusiones

El transporte de caballos es fundamental desde hace varias décadas. Por ello, no es de extrañar que, actualmente, los remolques destinados a permitir llevarlos cómodamente de un lugar a otro gocen de tanta popularidad en el mercado de vehículos de segunda mano. Y es que, además de efectivos, tienen una vida útil muy prolongada.

Volver arriba