Un equipo insustituible y eficaz para el traslado de vehículos particulares.

También conocidas como camiones remolque, las grúas portacoches son vehículos destinados al transporte de automóviles de uso doméstico o profesional, que se caracterizan por su comodidad y su sencillo manejo, ya que no requieren de conocimientos específicos más allá de poseer la licencia correspondiente. Las grúas portacoches se utilizan principalmente para el traslado de vehículos accidentados, de vehículos nuevos salidos de fábrica, o que precisen reparaciones en el taller. También algunos profesionales autónomos de diversos sectores requieren de su utilización, aunque pueden ser además una interesante opción para aficionados al mundo del motor. El uso de grúas portacoches es muy recomendable si se necesita trasladar automóviles sin sufrir desgaste, caso de los vehículos de competición o de colección. A la hora de transportar automóviles desde concesionarios, las grúas portacoches son así mismo imprescindibles, ya que los clientes exigen recibir su coche recién adquirido en perfectas condiciones y sin rodaje en carretera.

La alternativa más popular para el transporte de automóviles.

Se puede adquirir modelos de grúas portachoches adaptados a todos los bolsillos. Entre las más asequibles, perfectas para uso particular, se encuentran las que ofrecen fabricantes del sector automovilístico tan populares como Citroën, Renault o Seat, con precios al alcance de cualquier comprador. Para el segmento puramente profesional, existen otros modelos de grúas portacoches más avanzados. Es el caso de los fabricados por la casa Nissan, que por precios a partir de los veinte mil euros, tiene en su catálogo variedades de grúas portacoches con potentes motores, tanto diesel como de gasolina. Para labores de remolque frecuente y para el profesional especializado, talleres de reparación o compañías aseguradoras, es aconsejable apostar por máquinas de altas prestaciones y fiabilidad. Fabricantes como Howo, Iveco, MAN o Mercedes Benz ofrecen algunas de las grúas portacoches más sólidas y seguras del mercado, capaces de garantizar el traslado de automóviles con toda la confianza y precisión que se requiere.
Volver arriba