Minibuses

Aspectos generales de los minibuses

Los minibuses forman parte en la actualidad de uno de los segmentos más importantes del diseño y producción de vehículos para el transporte de personas. Estos vehículos se han adaptado a las necesidades de algunas zonas de las grandes ciudades sin perder de vista la mayor potencia para salir a carretera sin ningún contratiempo. Así, es normal que el sector turístico y el de transporte urbano se hayan beneficiado de todas sus ventajas.


Características especiales

El minibús es un vehículo muy especial. En lo que se refiere a sus dimensiones, lo normal es que no supere en ningún caso los 8 metros de largo, ya que esto los situaría dentro de otro segmento. El interior se puede acondicionar de formas muy diferentes dependiendo de si van a ser usados en ciudad o en carretera. En el primero de los supuestos, se acondicionaría el espacio como el del autobús urbano común, aunque con una capacidad que no superaría en ningún caso los 30 pasajeros.


Principales fabricantes

Muchas de las empresas especializadas en el desarrollo de autobuses convencionales cuentan en sus catálogos con minibuses cargados de rendimiento. Este es el caso, por ejemplo, de Mercedes-Benz, una compañía que incluso ha adaptado algunos de sus furgones comerciales para convertirlos en minibuses que optimizan la eficiencia. Tampoco hay que perder de vista a otros fabricantes automotrices como Volvo, MAN o Scania, ya que todos ofrecen vehículos de este tipo que están muy presentes en el mercado de vehículos usados.


Modelos fundamentales

Existen modelos de minibuses que han ganado en los últimos años una popularidad bien merecida. Por ejemplo, el Sprinter Travel de Mercedes-Benz se ha convertido en una opción muy solicitada por compañías de viajes o de pequeñas excursiones debido a su comodidad y fiabilidad. Su capacidad y el confort que ofrece su habitáculo para pasajeros son detalles que lo vuelven muy popular en cualquier segmento del sector del transporte de viajeros.


Tipos de minibuses dependiendo del uso

Existen dos tipos muy bien diferenciados de minibús. El primero de ellos es el que emplean las empresas de transporte urbano. Esta opción cuenta con menor capacidad, algo que se convierte en una ventaja debido a las reducidas dimensiones del vehículo. Así, los minibuses empleados en las ciudades tienen como objetivo transitar por zonas de calles estrechas en las que un autobús común no podría internarse, por lo que completan un servicio público de primera necesidad. Los que están pensados para salir a carretera y cubrir largos trayectos conforman la segunda tipología. En este caso, el equipamiento del interior debe ser similar al de un autocar de viaje, por lo que no es nada raro encontrar minibuses acondicionados con asientos de gran confort o con sistemas de entretenimiento multimedia que permiten que el pasajero disfrute al máximo durante el viaje.


Conclusión

El minibús presenta una configuración que no deja de tener ventajas en determinadas situaciones o en lugares en los que no se necesite la mayor capacidad de un autobús convencional. Las principales firmas del sector cuentan con modelos muy atractivos capaces de ofrecer un alto rendimiento, algo que explica su popularidad y la calidad de los modelos disponibles en el mercado de vehículos de segunda mano.

Volver arriba