Una herramienta versátil para el movimiento de palés

La Transpaleta eléctrica es una máquina que se usa para el transporte o carga de palés y funciona mediante energía eléctrica. Se diferencia de los modelos manuales de transpaleta, porque lleva un motor eléctrico que hace que los usuarios no realicen esfuerzo físico y por tanto tienen un mejor manejo.
Hoy en día son las más utilizadas en los centros logísticos o de distribución porque son duras y resisten bien los impactos, ofreciendo una capacidad de trabajo arrolladora gracias a la potencia del motor.
Estas herramientas están formadas por dos brazos y unas ruedas, las cuales se mueven gracias al motor que se sitúa sobre ellas. No obstante, la configuración de esta maquinaria cambia en función del modelo o el tipo que sea, de modo que en algunas de ellas se incluyen otros elementos adicionales.


Diferentes tipos de transpaleta eléctrica

El modelo eléctrico más sencillo es el que lleva un motor en la estructura que permite maniobrar. Es un cajetín que se sitúa sobre las ruedas, donde está el motor o batería eléctrica que hace que éstas giren. Otros modelos incorporan además una plataforma para que el operario ponga los pies y se pueda desplazar con el propio movimiento de la transpaleta.
También las hay con asiento, o con una completa cabina cerrada para el que maneja en el caso del denominado toro o carretilla elevadora. Esta protección se debe a que al elevar los palés por encima del conductor se corre el riesgo de caída de los mismos.
El toro no deja de ser una transpaleta eléctrica para uso de almacén con función elevadora, aunque también hay algunas simples con capacidad de elevar un poco la carga.


Distintas empresas fabrican esta maquinaria

En el mercado es posible encontrar esta maquinaria en los catálogos de firmas especializadas. Son herramientas para la industria y el comercio fabricadas por marcas como Hyster o Crown.
En el último caso, es una marca que ofrece soluciones fiables y robustas para cualquier aplicación. Dispone de modelos con varias configuraciones de plataforma, distintas potencias, y capacidades de carga de que pueden alcanzar los 2.500 Kg.
No obstante, hay otras muchas empresas dedicadas a la comercialización de esta maquinaria, por ejemplo Hu-Lift, Yale, Still o Noblelift. Estas marcas también ofrecen modelos adaptados a las necesidades de cada tarea o tipo de trabajo, de modo que las posibilidades son numerosas.


Volver arriba