Una máquina con un brazo telescópico

Un manipulador telescópico es un tipo de máquina que se usa en la industria y la construcción por su elevado rendimiento y versatilidad. Su brazo telescópico es la característica que le da nombre y el que permite realizar todo tipo de trabajos a gran altura gracias a que se extiende varios metros.
Se pueden acoplar distintos accesorios al extremo del brazo, de modo que es posible llevar a cabo tareas de lo más diversas, a varios metros de altura o de distancia.
Puede compararse con una grúa, pero es mucho más compacto y manejable, además de la polivalencia que ofrece con las distintas herramientas disponibles para el brazo.


Características del manipulador

Estas máquinas pueden ser de distintos tamaños, dependiendo de para qué vayan a usarse. No obstante, todas ellas tienen un chasis de dos ejes generalmente, con ruedas todoterreno para su desplazamiento en cualquier superficie.
Cuando se establecen en un lugar para hacer un trabajo, pueden desplegar patas que se fijan al suelo, para realizar la tarea de forma más segura.
También cuentan con el brazo telescópico y con una cabina cubierta para el conductor, ya que de no estar protegido correría cierto riesgo manejando las cargas sobre su cabeza.


Funcionamiento del brazo telescópico

El brazo telescópico comienza en la parte trasera, detras de la cabina, donde están presentes unos contrapesos que permiten realizar las cargas de mercancía con seguridad. Se extiende mediante un sistema hidráulico de lo más fiable, y se acciona automáticamente desde cabina.
No obstante, hay que tener en cuenta que la capacidad que puede cargar varía según la extensión del brazo. Cuando la pluma telescópica se extiende al máximo no puede levantar tanto peso como con ella semiextendida.
Para saber cuánto es posible cargar en función de la extensión del brazo, los manipuladores modernos llevan un ordenador de a bordo que calcula ese dato gracias a unos sensores y ofrece la información al conductor.


Usos de esta máquina telescópica

Los manipuladores telescópicos se emplean frecuentemente en almacenes y centros de logística para mover palés de mercancías en sitios elevados. También puede trasladar los palés desde remolques y camiones, a los lugares de almacenamiento.
En construcción también es habitual verlos moviendo piezas de hormigón pesadas, tuberías o materiales de obra, con un extremo de brazo adaptado. Finalmente, se pueden encontrar en explotaciones agrícolas, donde permiten transportar o elevar tierra, contenedores y sacos.


Volver arriba