Limpiaparabrisas casero

mantenimiento-cristales-coche

Para limpiar el coche con productos caseros se puede echar mano de los que se usan para limpiar la casa, sin que se desembolse una gran cantidad de dinero. Es conveniente limpiar los parabrisas al final de la limpieza del resto del automóvil, con el fin de que no caigan productos que puedan ensuciarlos. El primer paso para limpiar el parabrisas y el resto de los cristales del vehículo sería lavar solo con agua, sirviéndose de una manguera o de un cubo y una bayeta. Es aconsejable limpiar las ventanas de arriba hacia abajo, evitando así las marcas de gotas que puedan escurrir y manchar los cristales que ya se hubieran limpiado. También se recomienda limpiar en dirección distinta los cristales de fuera que los de dentro para que se puedan detectar mejor las manchas que hayan quedado al otro lado.

Cómo hacer un limpiaparabrisas casero

Para preparar un limpiaparabrisas casero eficaz es necesario seguir una serie de pasos sencillos y prácticos. En primer lugar, se cuecen unas patatas. Cuando estén cocidas se mezcla el agua de la cocción con un poco de vinagre. Con esta preparación se frotan los cristales del coche y después se secan con un trapo. Si aún así quedaran marcas de agua, se debe limpiar a continuación con papel de periódico. Posteriormente, se frotan con una cebolla partida por la mitad y finalmente se limpia con un paño húmedo. No es adecuado utilizar toallas de papel, que dejan pelusas en los cristales.

Otro limpiaparabrisas casero que es posible usar es la mezcla de una taza de agua, media taza de vinagre y un cuarto de taza de alcohol. Se recomienda verter los componentes en un atomizador y luego agitar suavemente la solución. A continuación se rocía el limpiaparabrisas sobre los cristales y se limpia siguiendo las instrucciones indicadas anteriormente: usar papel de periódico, limpiar de arriba hacia abajo, etc. Incluso un tercer limpiaparabrisas casero se puede lograr con un poco de lavavajillas diluido en mucha cantidad de agua. Y limpiar después, según se ha explicado ya. En cualquier caso, el amoniaco mezclado con agua siempre ha sido usado para limpiar los cristales de la casa y sirve, igualmente, para las lunas del coche.

Eliminar manchas concretas

Para eliminar las manchas de insectos de las ventanillas y parabrisas se puede aplicar directamente vinagre y dejarlo actuar unos segundos. A continuación se limpiarán los parabrisas con un trapo. El agua de seltz es también eficaz para suprimir las manchas de los insectos aplastados contra el parabrisas; es conveniente dejar que pasen unos pocos minutos antes de retirarlo. Otro método adecuado es utilizar toallitas de bebé para eliminar las cacas de los pájaros. Aunque luego, una vez eliminadas, se limpiarán los cristales como se recomendó anteriormente.

Hay que recordar que las toallitas pueden dejar restos de pelusas. Para quitar las manchas de agua difíciles, se pueden frotar los cristales con una lana de acero calibre 0000 (para no rallarlos) con movimientos circulares. El aceite de oliva puede servir para quitar restos de pegatinas u otros pegamentos. Se aplicará con un algodón y con movimientos circulares. De cualquier forma, la operación para eliminar manchas concretas debería efectuarse antes del lavado general de los cristales.

Volver arriba