SEAT Ateca de segunda mano o nuevo. Comprar SEAT Ateca ocasión y km 0

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

SEAT Ateca: un compañero de aventuras perfecto

SEAT está imparable: con su primer SUV, el SEAT Ateca, la marca española pisa fuerte en un segmento donde la rivalidad se pone más feroz que nunca. El nuevo modelo ha sido bautizado con el nombre de un pequeño y encantador pueblo aragonés donde apenas viven 2000 habitantes. Y aunque, curiosamente, este elegante y potente utilitario se fabrica en la República Checa, su nombre y estilo son puramente mediterráneos. Llamado el tercer pilar de la marca española (después de los icónicos León e Ibiza), el nuevo SEAT Ateca tiene como prototipos a los SEAT IBX de 2007, SEAT Tribu de 2011 y SEAT 20v20 de 2015. El modelo SEAT IBX de concepto crossover fue presentado en el Salón de Ginebra en 2011, donde destacó por sus generosas medidas (4,26 m de largo, 1,8 m de ancho y 1,62 de alto), un elegante aspecto deportivo y buenas habilidades offroad gracias a una suspensión más elevada. El nombre del SEAT IBX tuvo como origen la palabra 'Ibérica' refiriéndose a la península Ibérica, mientras que la letra 'X' significa 4x4. Dotado de un sistema híbrido de propulsión, el modelo IBX puede funcionar a base de un motor eléctrico (con 45 km de autonomía) o uno de combustión, ya sea de gasolina o diésel. El SEAT Tribu fue presentado por primera vez en el Salón de Fráncfort en 2007. Su autor es Luc Donckerwolke, un célebre diseñador de coches de lujo que anteriormente trabajaba para la mítica Lamborghini. El SEAT Tribu ha sido creado como un poderoso todoterreno de tres puertas y un diseño dinámico, tomando como referencia el chasis del Volkswagen Tiguan. El modelo cuenta con un motor de 2,0 litros, 4 cilindros en línea y una potencia de 140 CV. El tercer prototipo del SUV SEAT Ateca, modelo Seat 20v20, se dio a conocer por primera vez en el Salón de Ginebra en 2015. Su nombre hace referencia a una visión positiva del futuro, en este al año 2020. El SEAT 20v20 destaca por su característico color naranja, una robusta carrocería de 5 puertas y una generosa longitud de 4,66 metros que no tiene nada que envidiar al tamaño de otros vehículos de su segmento, ya sean nuevos o coches usados.

Mayor personalidad y eficacia

De diseño musculoso, un tamaño interior perfecto y cargado de alta tecnología, el SEAT Ateca promete convertirse en un nuevo buque insignia de la marca y competir con Ibiza y León por el título de superventas. Su zona frontal de aspecto dinámico cuenta con una amplia parrilla y faros Full LED de agresividad discreta que hacen guiño al exitoso veterano SEAT León. Sin embargo, el resto del Ateca y sobre todo su parte lateral sorprenden con un diseño más clásico de lo habitual y una gran semejanza con el estilo Volkswagen. Esta vez la marca española busca ofrecer una imagen de madurez, sofisticación y armonía que, junto a unas proporciones perfectas, logre convencer al público objetivo atrayéndole con su calidad y prestaciones premium.Como elementos deportivos del SEAT Ateca destacan sus aletas ligeramente voluminosas, la parte lateral en color negro satinado y la zona de parachoques, también en negro, con una banda protectora de los bajos cuyo aspecto metálico remarca el estilismo de los vehículos nuevos y coches de segunda mano. Esta armoniosa unión de detalles deportivos se complementa con unos grandes neumáticos, cuyo generoso tamaño permite montar llantas opcionales de hasta 18 pulgadas. El nuevo SUV es relativamente compacto en comparación con otros vehículos de su categoría: mide 4,36 metros de largo y 1,87 metros de altura. Todas las versiones del SEAT Ateca son de 5 plazas, aunque en un futuro no tan lejano el fabricante español podría estrenar una variante con carrocería más larga y un habitáculo para 7 personas. El tamaño del maletero depende del tipo de tracción: en versiones con tracción delantera 4x2 su capacidad es de 510 litros, mientras que en vehículos con tracción total 4Drive esta medida es menor y no supera los 485 litros. Con una plataforma heredada del SEAT León, el nuevo Ateca asegura un buen comportamiento sobre asfalto y demuestra una notable capacidad de evadir todo tipo de obstáculos. Para satisfacer los gustos de todos sus clientes, el fabricante español les ofrece dos tipos de transmisión: manual de seis velocidades y automática de doble embrague y siete marchas. En términos de conectividad, el nuevo Ateca cuenta con una gigantesca pantalla táctil de 8 pulgadas, desde la que se puede realizar múltiples funciones: controlar la cámara exterior de 360°, encender y apagar la radio, conectarse a internet, utilizar el navegador o cambiar el modo de conducción. Las numerosas prestaciones del SUV también incluyen asistente de salida de carril, sistema de apertura y arranque sin llave, sensor de lluvia y luces, retrovisores eléctricos y calefactables, climatizador bizona, cámara de visión trasera, siete airbags y asistencia anticolisión frontal, entre otras.

Amplia gama de motores

El nuevo y ambicioso SUV de SEAT ofrece una gama de propulsores de última generación, todos ellos dotados de un turbocompresor que proporciona una mayor potencia en comparación con un motor no turbocargado. Además, todas las versiones de SEAT Ateca cuentan con un par sobresaliente en cualquier situación e independientemente de su cilindrada y nivel de potencia.El nuevo SUV español se lanza al mercado con cinco variantes del motor. Dos de ellos son de gasolina: el 1.0 TSI con 200 Nm par y 1.4 TSI de 150 CV, este último disponible con el cambio manual DSG. Las variantes de diésel se basan en dos tipos de motor. Uno de ellos, el 1.6 TDI de 115 CV, es de consumo bajo y está disponible solo en versión manual y con tracción delantera. El 2.0 TDI de 150 CV y 340 Nm es el motor más potente de los dos y se comercializa tanto en versión manual como con el cambio DSG. En ambos casos, el modelo puede ser con o sin tracción total. En la cumbre de la gama se posiciona el SEAT Ateca 2.0 TDI DSG 4WD, con una potencia de 190 CV y un par a 400 Nm. Cabe destacar que los vehículos diésel con tracción delantera se libran del pago de impuestos por matriculación debido a su bajo nivel de emisiones.