Compra tu Renault Fluence ZE en AutoScout24.es

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

Renault Fluence Z.E., el futuro se acerca

Tras años de innovación en el campo de los modelos eléctricos, Renault parece haber dado con la solución con el nuevo Renault Fluence Z.E. Gracias a su revolucionario motor que utiliza la batería de iones de litio de 22 Kilowatios, este moderno vehículo aporta una nueva visión a su modelo predecesor, el Renault Fluence. El motor de 160 kilogramos permite alcanzar velocidades de hasta 135 kilómetros por hora y posee una aceleración de 0 a 100 en 13,4 segundos. Además, y como complemento a esta nueva tecnología, este utilitario cuenta con un reductor de velocidad que sustituye a la caja de cambios. La distribución del Renault Fluence Z.E. comenzó en varios países como Australia, Francia, Reino Unido o Dinamarca, y finalmente aterrizó en España en el año 2012 con la venta inicial de 77 unidades y con la promesa de revolucionar el terreno de los coches eléctricos.

Retoques necesarios

Para poder alcanzar la perfección, el modelo Renault Fluence Z.E. tomó como base al Renault Fluence, pero los ingenieros tuvieron que sortear el problema que les generaba el tamaño del vehículo, antes de poder adaptar el motor eléctrico al chasis del su precursor. Tras comprobar que necesitarían más espacio para introducir el motor, decidieron aumentar el tamaño en 13 centímetros y poder así encajar el nuevo sistema de baterías de litio. Es por tanto un vehículo revolucionario que nace para asentarse en un sector que gana enteros, ya sea en vehículos de primera o coches de segunda mano.

Otro de los puntos fuertes del modelo Renault Fluence Z.E. es la posibilidad de utilizar el novedoso sistema de cambio de baterías Quick Drop para el motor del vehículo, gracias al cual no es necesario bajarse del mismo para poder recargarlo. Basta con introducir el vehículo en un túnel de una estación de intercambio, donde un robot automatizado realizará el cambio de forma sencilla y rápida, no perdiendo el tiempo esperando a que la batería se recargue. Además, y como complemento de este servicio, también es posible realizar la carga en cualquier enchufe cotidiano, dejándolo conectado a la red eléctrica entre 6 u 8 horas.