Compra tu Porsche 912 en AutoScout24.es

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

El Porsche 912 es un deportivo que deriva del 901 –más adelante 911-, modelo de prestigio por su fiabilidad de segunda mano, con la mecánica del 356 –el primer Porsche de la historia-. Los directivos de la marca de Stuttgart lanzan el 902, antecesor del 912, con un precio cercano al primer modelo construido por la marca alemana.

El motor es un 1.6 litros con el mismo par motor máximo que el 356, disponible a un régimen más bajo; concretamente a partir de 3.500 rpm, en lugar de las 4.200 rpm en las que empezaba a entregarlo en 356. La potencia se reduce en 5 CV, rinde 90 CV a 5.800 rpm en vez de los 95, también a 5.800 rpm, del Porsche 356.

En 1965 empieza la producción del Porsche 912

En 1965 la marca deportivos alemana comienza a fabricar el Porsche 912 y se convierte en líder de ventas en Estados Unidos por su parecido en el diseño con su antecesor, el 356. Modelo con el que comparte estilo y fiabilidad –características a tener en cuenta por los coleccionistas y compradores de coches usados-. Ese año el fabricante germano firma un acuerdo con la policía de su país para la adquisición de algunas unidades del modelo.

A finales de 1966, Porsche celebra la salida de fábrica de su coche número 100.000 que es un 912 con carrocería Targa, con techo desmontable, que irá a parar a la flota policial alemana formada por 40 coches, en su mayoría versiones Targa y algunos coupés con mecánicas de 6 cilindros. Estos últimos se montan en carrocerías adaptadas de versiones de 4 cilindros, ya que el contrato con la policía es sólo sobre motores de 4 cilindros.

Dos Porsche 901 se entregan como Porsche 912 a petición de la policía alemana

Las fuerzas del orden del país europeo piden a Ferdinand Porsche dos unidades del bloque 6 cilindros bóxer del 901 –futuro 911-, pero con números de bastidor del 912. Estos dos coches no se contabilizan como entre el resto de la producción de la marca alemana. Además del propulsor de cilindros opuestos, incluyen elevalunas eléctricos y refuerzos en el interior del techo para montar las sirenas.

Durante los cinco años de vida comercial del Porsche 912, este cumple con el papel de potenciar la imagen mítica de la marca alemana y del 911, facilitando el crecimiento de la gama con el de la economía.