Peugeot 3008 de segunda mano o nuevo. Comprar Peugeot 3008 ocasión y km 0

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

La innovación en la automoción de Peugeot

La familia francesa Peugeot inició su actividad empresarial en el año 1810, trabajando en aquellos años en campos muy distintos a la automoción, pero con una forma de hacer negocios apoyada claramente en la innovación. El primer vehículo Peugeot fue fabricado en el año 1889 y, a partir de ese momento, el centro de la actividad empresarial se focalizó en el desarrollo de nuevos modelos: de lujo, utilitarios y deportivos. Todos ellos incorporando los últimos avances tecnológicos y buscando el compromiso con el respeto medioambiental. El modelo Peugeot 3008 es el resultado de la apuesta de Peugeot por el coche del futuro, utilizando en este caso la tecnología Hybrid4 que permite conjugar de forma perfectamente definida el motor diésel con la conducción eléctrica.


El Peugeot 3008 Hybrid4

Lo primero que llama la atención del Peugeot 3008 es su diseño exterior en el que destaca su silueta aerodinámica y su estructura de coche compacto que recuerda, en cierta medida, a un monovolumen. El coche incorpora además muchos detalles deportivos como el alerón trasero y los parachoques negros en los que se encastran los faros. El interior del coche es amplio, muy luminoso y contiene muchos elementos embellecedores propios de los coches de lujo. Pero aquí también se muestra la versatilidad de este modelo que permite que sus asientos traseros y el del copiloto se plieguen, convirtiéndose en unos segundos en un coche en el que se puede transportar carga. Desde el punto de vista tecnológico, su rasgo más llamativo es el motor híbrido que combina un motor diésel con un motor eléctrico y sobre los que el conductor puede elegir la forma de conducción que desee.


El Peugeot 3008 Crossover

Este modelo es la versión más tradicional del 3008, en el que el motor que utiliza es un motor de combustión de gasolina o diésel. El aspecto exterior del coche es similar al del modelo híbrido, aunque tal vez tenga un menor aspecto deportivo. Este coche, de precio más reducido que el anterior, ofrece unas interesantes prestaciones. Su interior es amplio y contiene interesantes apoyos tecnológicos como los sensores de aparcamiento o el freno eléctrico. La disposición de los elementos de conducción están realizados, teniendo en cuenta factores ergonómicos, por lo que se puede decir que es un coche muy confortable. También destaca la posibilidad de incluir un sistema de control para la conducción en terrenos especiales como barro, nieve o arena.