Hyundai i40 de segunda mano o nuevo. Comprar Hyundai i40 ocasión y km 0

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

Hyundai renueva su oferta de automóviles familiares

La marca coreana Hyundai renueva su parque móvil con su nuevo tipo de berlina, el Hyundai i40 que sustituye al anterior modelo de similares características: el Sonata. El i40 está a la venta con tres tipos de motorizaciones: dos de diésel con 116 CV de potencia o 136 CV y una tercera de gasolina de 1.6 litros de cilindrada y potencia máxima de 135 CV. Además, se puede optar entre una caja de cambios manual o automática, ambas de seis relaciones. La carrocería del Hyundai i40 puede obtenerse tanto en versión familiar de 4,77 metros de longitud, como en versión berlina algo más pequeña, de 4,74 metros.


Un turismo familiar y elegante

El Hyundai i40 aspira a conquistar a un público familiar que busca un coche completo donde el equilibrio entre seguridad y comodidad prime. Su estilo recuerda a otros automóviles del mercado como el Peugeot 508 o el Ford Mondeo, con la ventaja de que el Hyundai i40 está a la venta por un precio más económico. Un amplio maletero con una capacidad de 553 litros y los nueve airbags son algunas de las características específicamente pensadas para la comodidad y la seguridad de familias numerosas. A esto hay que sumar detalles como el control de tracción, los faros de xenón direccionales y los encendidos automáticos de luces y limpiaparabrisas o el sistema de alerta por cambio de carril que facilitan mucho la conducción de este coche familiar.


Las cuatro versiones del Hyundai i40

La marca coreana oferta cuatro diferentes niveles de equipamiento para el Hyundai i40: City, Blue Drive City, Blue Drive Tecno y Style. La diferencia fundamental entre las versiones está en el nivel de emisiones de CO2. La opción más eficiente es la del acabado Blue Drive de los modelos Blue Drive Tecno y Blue Drive city. Gracias a su motor Diesel CRDi de 115 CV se logran unas emisiones de CO2 de menos de 120 gr/km. El consumo de esta versión es de 4,5 litros a los cien kilómetros. Gracias a estas bajas emisiones el comprador ahorra el pago del impuesto de matriculación.