Compra un Fiat segunda mano al mejor precio en AutoScout24.es

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

Fiat debe su fama principalmente a la fabricación de automóviles

El Grupo Fiat es un consorcio de carácter industrial y de servicios que opera a escala internacional con sede principal en la ciudad de Turín. Fiat debe su fama principalmente a la fabricación de automóviles, aunque este coloso industrial italiano también se dedica a la producción de vehículos sobre carriles, motores para aviones y barcos, así como a la tecnología de centrales eléctricas. Fiat desarrolla asimismo una importante labor en el sector financiero y opera activamente tanto en el ámbito bancario como en el de las compañías de seguros.

De dónde viene el nombre Fiat y cual es su significado?

La empresa fue fundada el 1 de julio de 1899 en Turín, ciudad industrial en el norte de Italia. Entre los ocho miembros fundadores se hallaba también Giovanni Agnelli, el fundador de la dinastía Agnelli, un eslabón decisivo en la cadena de éxitos de Fiat hasta la fecha. El capital inicial lo aportaron 30 accionistas, que reunieron un total de 800.000 liras. El nombre de la empresa, Fiat, es el acrónimo de Fabbrica Italiana Automobili Torino (fábrica italiana de automóviles de Turín). Este nombre posee asimismo, al igual que el nombre Audi, un significado en latín: Fiat significa "Hágase".

El primer Fiat no disponía de marcha atrás

Un año después de su fundación, en 1900, se empieza a fabricar el primer Fiat, el modelo 3 1/2 HP. El primer año de producción, con 150 empleados, se fabricaron tan sólo 30 vehículos. Una pequeña curiosidad del 3 1/2 HP: el primer automóvil de Fiat no disponía todavía de marcha atrás.

Primeros éxitos deportivos

Poco después de su fundación, Fiat empezó a anotarse los primeros éxitos deportivos: en 1902 se presenta el 24 HP Corsa que, pilotado por Vincenzo Lancia, ganó la carrera de montaña Sassi-Superga; en la segunda Vuelta Automovilística a Italia, Giovanni Agnelli en persona bate el récord con el Fiat 8 HP.

La empresa crece rápido y celebra sus primeros éxitos

En 1906 la plantilla de Fiat alcanza los 2.500 empleados y las exportaciones ascienden a dos tercios de la producción. Es el comienzo de una carrera hacia el éxito, un éxito que reside principalmente en las exportaciones de la empresa a los Estados Unidos.

Fiat también marca hitos en el ámbito de los coches de carreras: la empresa construye el Fiat 300 HP Record expresamente para el récord mundial de velocidad, lanzado al mercado en 1911. Con sus 290 CV de potencia no tuvo problemas en superar la marca de los 200 km/h.

Fiat alcanza un récord en cifra de ventas en los años 30

Siguiendo el ejemplo de Ford, pionero en el sector de la fabricación en cadena, Giovanni Agnelli, presidente de Fiat por aquel entonces, renovó radicalmente la producción de automóviles en los años 20. Como consecuencia, Fiat alcanzó un récord en cifra de ventas en los años 30 con los modelos Torpedo y Spider. Los mayores éxitos, sin embargo, llegarían en los años 60. Las ventas se dispararon con el modelo Fiat 124, así como con el Fiat 127 y Fiat 128, que ganaron en 1969 y 1971 el título de Coche del Año en Europa.

Fiat expande su producción con éxito a nivel mundial

También en esta década Fiat adquirió diferentes empresas de automóviles de renombre: en 1966 compró una parte de Ferrari y en 1969 se hizo con la marca Lancia, que atravesaba un mal momento financiero. Su participación en Ferrari quedó más que patente en los nuevos modelos, el Fiat Dino Coupé y el nuevo Spider. Los modelos de Fiat no sólo poblaron las carreteras de Italia, sino las de toda Europa, e incluso se dejaron ver por las carreteras de Norteamérica y Sudamérica. La producción también se realizaba a escala mundial. Hubo modelos que se fabricaron bajo licencia en Turquía, Polonia, la antigua Unión Soviética y España, ampliándose los centros de producción, sobre todo en Sudamérica.

Fiat sufre una crisis - La mayor causa es una serie de fallos en la calidad de los automóviles

Sin embargo, a mediados de los 70, la empresa empieza a vivir una crisis, la cual, a partir de mediados de los 80, alcanzará rasgos amenazadores y que todavía hoy no se ha superado por completo. En 1984, por ejemplo, la competencia japonesa puso a Fiat en la tesitura de tener que retirarse del mercado americano en el que tantos éxitos habían cosechado los italianos. Si bien ha sido capaz de lanzar al mercado una serie de acertados modelos como el Fiat Punto y el Fiat Panda, el gran éxito del que disfrutaba en épocas pasadas se ha ido disipando.

Lo que especialmente traía de cabeza a Fiat era toda una serie de fallos en la calidad de sus automóviles. Los vehículos de la casa Fiat tenían fama de averiarse con facilidad y de ser poco fiables.

Fiat se salva de la crisis con la producción de automóviles más baratos – con dificultades

La producción de automóviles más baratos al alcance de todos durante los años 50 y 60 le reportó a Fiat grandes éxitos; en tiempos en los que los consumidores exigían una mayor calidad y en los que sus competidores aportaban grandes innovaciones, debió enfrentarse, sin embargo, a serias dificultades con su habitual política de producción y modelos.

Para superar la crisis, Umberto Agnelli, un año antes de su muerte en 2003, inició una estricta política de reestructuración. A partir de este momento, Fiat desarrolla una agresiva política de expansión con el fin de crear nuevos núcleos de venta dentro del mercado global y volver a recuperar sus pérdidas. El saneamiento del consorcio no ha acabado todavía, aunque la mayoría de los analistas miran ya con buenos ojos su desarrollo actual. La familia Agnelli contribuyó a la salvación del agonizante consorcio Fiat con una inyección financiera de 750 millones de euros. Los exigentes requisitos en materia de calidad se verían satisfechos en numerosos y prometedores modelos, tanto nuevos como perfeccionados, que volvían a hacer brillar un halo de esperanza. El nuevo Fiat Panda recibió en 2004 el premio al Coche del Año en Europa.

Fiat considera el gusto individual de sus consumidores

En el año 2010 Fiat anunció la comercialización del Fiat 500 para competir contra su competitor, el BMW MINI, en el mercado estadounidense. Un año más tarde se presenta el Fiat Freemont. Para adaptarse mejor a los diferentes mercados internacionales, el fabricante de automóviles empieza a hacer pequeños cambios en los modelos para así poder ofrecer una mayor variedad de productos en las diferentes marcas, según el gusto individual de cada cliente.