Encuentra el Ferrari en rojo solo en AutoScout24.es

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

Ferrari rojo, sinónimo de deportividad

Ferrari, fundada en 1929 y con sede en Maranello, es una de las firmas del mundo de la automoción que más reconocimiento ha recibido en toda la historia, ya que los coches de esta compañía han destacado siempre por su extrema deportividad y por alcanzar un rendimiento difícil de lograr para los vehículos de la competencia, algo que debe unirse al toque artesanal y a la cantidad de detalles y accesorios de alta gama con los que cuentan los coches de segunda mano de esta firma. Así, cualquier Ferrari rojo tiene su origen en el mundo de la competición y de manera muy especial en el de la Fórmula 1, campeonato en el que la compañía ha participado en todas sus ediciones y en el que ha logrado 15 victorias en la categoría de pilotos y 16 en la de constructores. De este modo, la experiencia de los circuitos se ha volcado en los modelos de Ferrari rojo ideados para la calle, consiguiendo unos coches usados de extremada belleza y de indudable rendimiento técnico.

Una historia pintada de rojo

La relación existente entre la firma italiana y el color rojo viene de lejos y ha dejado tras de sí una buena cantidad de coches de segunda mano pintados en esta tonalidad, ya que los usuarios de cualquier época siempre han querido compartir el color de los coches de competición de Ferrari para lucir por las calles el espíritu deportivo de la firma. Que un Ferrari rojo sea un coche usado más que clásico se debe a una norma que establecía un color para cada país en las competiciones automovilísticas, recibiendo Italia el rojo como distintivo para sus vehículos. Así nació la leyenda del Ferrari rojo, una historia que ha dejado atrás a la norma pero que ha seguido conquistando el corazón y los deseos de los usuarios que aman la potencia y el clasicismo de cualquier Ferrari rojo, ya que, sin duda alguna, no hay mayor forma de expresar la deportividad de estos coches usados que pintándolos del emblemático rojo que caracteriza a la Scuderia.

Principales modelos de Ferrari rojo

Cualquier modelo de Ferrari rojo ha pasado a la historia como un coche usado de enormes prestaciones y cuidada estética, algo que puede comprobarse en la gama más clásica de la firma y también en los modelos más recientes. Así, el trabajo y las innovaciones de los italianos han dejado tras de sí modelos de Ferrari rojo como el Daytona, un coche usado que se fabricó 1968 y 1974 y que monta un motor de 12 cilindros en V con 4,4 litros de cubicaje capaz de rendir hasta 352 CV. Este modelo se cuenta entre los más destacados de la firma, aunque si hay un Ferrari rojo que verdaderamente ha marcado época es el Testarossa. Este automóvil, fabricado entre 1984 y 1992, es capaz de alcanzar los 293 km/h y ha pasado a la historia por sus líneas estilizadas y aerodinámicas, característica estética que se ha convertido en todo un emblema de la compañía. En la actualidad, los Ferrari rojos siguen dominando la velocidad y la potencia gracias a modelos de coches usados como el 458 Italia o el California, un descapotable este último capaz de alcanzar los 312 km/h gracias a un motor V8 de 4,3 litros que desarrolla 460 CV. Por todo ello, un Ferrari rojo es siempre un coche perfecto para los que deseen vivir la emoción de las grandes velocidades a bordo de un deportivo lleno de historia y de elegancia.