Chrysler Grand Voyager de segunda mano o nuevo. Comprar Chrysler Grand Voyager ocasión y km 0

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

El Grand Voyager de Chrysler se presenta en el mercado con tres equipamientos diferentes: la versión Classic (Grand Voyager SE), la versión Comfort (Grand Voyager LX) con un amplio equipamiento de serie o la versión Limited, más exclusiva. Se puede optar por un motor V6 de 3,3 litros con un consumo medio de combustible de 12,8 litros en 100 Km o por un motor diesel de inyección directa "Common Rail" de 2,8 litros con caja de cambios automática y un consumo medio de combustible de 8,5 litros. El Grand Voyager ofrece espacio para hasta 7 personas.

La disposición de los asientos puede modificarse en función del número de pasajeros y de la cantidad de equipaje. El nuevo sistema Stow 'n Go permite ocultar por completo los asientos traseros, o incluso sólo uno de ellos, en el suelo del vehículo. De esta forma, detrás de los asientos delanteros aparece un amplio espacio plano de carga, el maletero puede ampliar su capacidad de 520 litros a 1175 litros si se pliegan los asientos traseros y, si también se pliegan los dos asientos centrales individuales, el volumen de carga alcanza hasta 2.180 litros, con un máximo de 460 Kg de peso.

El Gran Voyager viene equipado de serie con cinturones de seguridad de 3 puntos con sistema automático de tensión, sistema de anclaje para asientos infantiles Isofix, reposacabezas, airbags frontales multietapa, acolchado protector automático para rodillas para el conductor y airbags de cortina (windowbags) en todas las filas de asientos. Otros extras son el cierre centralizado de serie con mando a distancia y las barras portaequipajes, que permiten sujetar de forma rápida y sencilla los diferentes sistemas de fijación para techo.

El inmovilizador electrónico protege al vehículo de robos al evitar que arranque el motor cuando no coincidan los datos del chip en la llave de contacto y los del vehículo. El sistema Parkpilot, opcional en las versiones Classic y Comfort, detecta mediante sensores todos los obstáculos emitiendo una señal acústica si la distancia con respecto a otros vehículos u objetos no es suficiente. Un display encima de la luneta trasera ayuda además a calcular la distancia. Este sistema permite al Grand Voyager maniobrar sin problemas en aparcamientos estrechos, a pesar de su tamaño.