Compra un Chrysler segunda mano al mejor precio en AutoScout24.es

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

Walter P. Chrysler impresionó en 1924 a la prensa especializada con su primer automóvil, el Chrysler Six, que expuso en el hall del hotel Commodore de Nueva York. La verdadera intención de Chrysler era presentar su automóvil en el Salón del Automóvil de Nueva York, pero no se le permitió, ya que el Chrysler Six no se producía en serie todavía. De esta forma, su presencia en el hall del Commodore despertó la atención de periodistas e inversores de una manera inusitada. El hecho de que el primer año se vendieran 32.000 ejemplares se debe a numerosas innovaciones como el freno hidráulico en las cuatro ruedas, el primer motor compacto de precio moderado y alto rendimiento, la lubricación a presión en circuito cerrado y un filtro para el aceite del motor.

En 1925 se fundó la Chrysler Cooperation, y en cuatro años se convirtió, con la compra de la empresa Dodge Brothers Inc., cinco veces más grande, en uno de los tres mayores fabricantes de automóviles de EE.UU. Los apreciados modelos de 6 cilindros y el primer descapotable de Chrysler, el Imperial 80, con un potente motor de seis cilindros en línea y 112 CV, contribuyeron de forma decisiva al éxito. Chrysler presentó en 1934 el Airflow, el primer coche cuya forma estilizada había sido concebida por completo en el túnel aerodinámico.

También cabe resaltar que Chrysler no se dedica únicamente a la fabricación de automóviles. En 1929/1930 construyó una de las obras más imponentes, que se convertiría en un distintivo de la ciudad de Nueva York, el edificio Chrysler en Manhattan. Y cuando en 1968 se realizó el primer vuelo espacial tripulado, el Apollo fue propulsado por vehículos lanzadores, que habían sido diseñados en parte por los ingenieros de Chrysler.

El hecho de que Chrysler Cooperation apueste por el uso o la influencia de elementos de la electrónica aeronáutica en el diseño de sus vehículos también dice mucho en su favor. Chrysler siempre termina abriendo nuevos caminos en la construcción del automóvil. El sistema de Chrysler "Floating Power" (soportes de motor flotante) separó el motor y el chasis, permitiendo un motor equilibrado y que la conducción transcurriera con una considerable reducción de las molestas vibraciones. Chrysler ofreció también en 1958, como primer fabricante de un control automático de la velocidad, lo que hoy conocemos como regulador de velocidad. También fue Chrysler el primero en ofrecer la dirección asistida de serie.

Una profunda crisis en los 70 le reportó a Chrysler una pérdida de millones. Bajo el mandato del Presidente Jimmy Carter, se impuso el radical programa de recortes del presidente de la Chrysler Corporation, Lee A. Iacocca, lo que ayudó a conseguir créditos por valor de miles de millones de dólares para poder impulsar el diseño de nuevos modelos. Para seguir reduciendo los costes, Chrysler utilizó el concepto "Platforming", en el que se realizan diferentes modelos sobre una plataforma compacta común para Concept Cars.

Las generosas prestaciones de la garantía, como por ejemplo un derecho de devolución de treinta días y un sofisticado sistema de bonificación, aumentaron el atractivo de la marca ante los clientes, contribuyendo así a superar la crisis y a volver a generar beneficios. El objetivo principal siguió siendo la innovación, por lo que no es de extrañar que Chrysler empezara a fabricar en serie el primer monovolumen, el Chrysler Voyager, una mezcla de automóvil y minibús. Chrysler también se dejó caer por el mundo de los todoterrenos y se hizo con la empresa Jeep, especializada en resistentes modelos como el Jeep Wrangler o el Jeep Cherokee.

Tras la fusión de Chrysler Cooperation con Daimler-Benz AG en el año 1998, la sede de la empresa se trasladó de EE.UU. a Stuttgart. Justo en su 75 aniversario, la revista Motor Trend seleccionó un automóvil de la marca Chrysler, el 300M, como "Car of the year".

Chrysler puede respirar tranquila y mirar con optimismo hacia el futuro, ya que cuenta con más de 80 años de experiencia en la construcción de automóviles de avanzada tecnología y el nuevo concepto de vehículo ligero, compacto y económico, incluso en tiempos en los que aumentan los precios de la gasolina, asi como las leyes sobre los gases de escape se tornan mas rigurosas. El Chrysler Grand Voyager, el biplaza Chrysler PT Cruiser, el coupé deportivo Chrysler Crossfire, también disponible como convertible, así como el Sebring de la gama media, también en versión descapotable, son los modelos más recientes de Chrysler.

Mehr anzeigen