Compra tu BMW 525 en AutoScout24.es

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

El primer M5 se desarrolló sobre la base del BMW 525


Después del BMW 520 el BMW 525 fue el segundo modelo de la Serie 5 de BMW en llegar al mercado. El primer BMW 525 abandonó la cadena de montaje de la fábrica de Dingolfing a mediados de 1973. Casi un año después de la presentación de la nueva serie que sentó las bases de la reputación de la casa de Múnich como fabricante de vehículos deportivos de clase media superior. Al principio, los de Baviera equiparon el BMW 525 con un motor de 6 cilindros y 106 kW (145 CV). Éste fue sustituido tres años después por un propulsor más potente de 110 kW (150 CV). A partir de 1974, el BMW 525, reformado y equipado con un propulsor más deportivo, fue el primer modelo de la Serie 5 del que se comercializó una versión M. La BMW Motorsport GmbH aumentó la potencia del motor de 3 litros de este primer M5 a 132 kW (180 CV). Debido a la creciente demanda, a partir de 1980 se comenzó a fabricar un mayor número de unidades de los modelos M, lo que les permitió convertirse en un componente imprescindible de la gama de productos BMW.


Lujo deportivo y nueva tecnología ecológica en el BMW 525e


A mediados de los años 80 el fabricante de Baviera decidió lanzar al mercado modelos de edición especial de la Serie 5 muy bien equipados. Junto con el BMW 525i, equipado con el motor M30 de los primeros años, en 1984 llegó a los concesionarios el nuevo BMW 525e. Éste no sólo se diferenciaba del BMW 525i por el volante deportivo, las inserciones de terciopelo y su cristal aislante, sino que se equipó con otro motor de 90 kW (122 CV). A partir de 1985, y por detrás del BMW 535 y del BMW 525, el BMW 525i entró a formar parte del grupo de modelos Serie 5 que contaban con un catalizador que cumplía la normativa Euro1.


El BMW 525 fue el primer tracción integral de la Serie 5


A partir del año 1987, con la serie E34 BMW no sólo modificó la apariencia exterior de su Serie 5 siguiendo el modelo de los grandes modelos de clase superior de la Serie 7. A finales de los años 80, unas versiones completamente renovadas del BMW 525 revolucionaron todo el abanico de modelos de la Serie 5. Aunque anteriormente el BMW 524 sólo había estado disponible con un único motor diésel, poco después los de Baviera descubrieron de nuevo las ventajas de los económicos motores diésel y, a partir de 1991, también comercializaron el BMW 525 en versión Turbodiesel de 85 kW (115 CV) (BMW 525td), así como en versión BMW 525tds de 105 kW (143 CV). Ese mismo año los concesionarios recibieron el primer familiar en versión BMW 525 Touring con motores diésel y gasolina. Y las novedades no paraban de llegar. En 1991 BMW presentó los primeros sedanes y familiares con tracción integral con la denominación BMW 525ix. Sin embargo, de estos vehículos equipados con un motor de 24 válvulas y 141 kW (192 CV) no se vendieron siquiera 10.000 unidades, por lo que fueron eliminados de la gama de productos. En Alemania, el BMW 525 estuvo disponible hasta el año 2003 con motor de gasolina de 192 CV, así como con dos motores diésel: el BMW 525tds de 105 kW (143 CV) y BMW 525d de 120 kW (163 CV).


Con el BMW 525 regresa la tracción integral como xDrive


No fue hasta mediados del año 2000 cuando BMW volvió a introducir una versión de tracción integral en su Serie 5. Desde entonces, el BMW 525 está disponible con tecnología xDrive en las variantes diésel y gasolina de sus versiones familiar y sedán. Esta nueva tecnología sólo se puede ver en la Serie 5 en el BMW 530.

Mehr anzeigen