Compra ahora tu Audi Descapotable en AutoScout24

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

Los Audi Descapotable son modelos descapotables, de éxito en el mercado de segunda mano, de diferentes categorías según su tamaño, rivales de los coches equivalentes de marcas también premium como BMW, Infiniti, Jaguar, Lexus, Lotus, Mercedes-Benz, Porsche y Volvo. Como la mayoría de su competencia directa, los modelos de los cuatro aros cuentan en sus respectivas gamas con versiones diésel y gasolina turbo, además de otras radicales de alto rendimiento.

Sus cotas van desde los 4.421 mm de largo del A3 –el más pequeño de la gama descapotable de Ingolstadt- hasta los 4.649 mm de longitud del RS 5 Cabrio, versión más radical del descapotable de 4 plazas alemán, ya que el más radical de la gama es el Audi R8 Spyder buque insignia de la deportividad a cielo abierto con versiones de 430 y 525 CV de potencia a las cuatro ruedas.

El disfrute al volante es la principal característica de los Audi Descapotable

La ventaja principal de los Audi Descapotable, con unidades entre los coches usados, es la facilidad para disfrutar al volante de cualquiera de sus versiones convertibles –con modelos roadster, de dos plazas, y cabrio, de 4 plazas- mediante un botón. Este permite pasar de modo abierto, o cubierto, en menos de 20 segundos, en todos los modelos de la forma más cómoda: automáticamente, sin tener que poner o quitar la capota manualmente, desde el interior del habitáculo.
Otro rasgo común en todos los Audi descapotables es que tienen capota de lona, lo que hace más distinguida y llamativa su imagen; y permite ahorrar tiempo en la maniobra, además de peso al conjunto.

Una gran variedad de mecánicas sobrealimentadas forman la gama Audi SUV

Los Audi A3 y A5 Cabrio, R8 Spyder, RS 5 Cabrio, S5 Cabrio, TT Roadster, TT RS Roadster y TTS Roadster montan mecánicas sobrealimentadas diésel y gasolina. Desde los 140 CV gasolina de acceso a la gama A3 Cabrio, hasta los 525 CV de potencia del Audi R8 Spyder 5.2 FSI V10 quattro que acelera de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos y alcanza 313 km/h de velocidad punta.

Pero si en algo se distinguen de sus rivales, los descapotables de Audi, es por contar con capota de lona para aligerar al máximo los conjuntos y potenciar las prestaciones con consumos asequibles, además de permitir comportamientos casi idénticos a los de las versiones equivalentes con carrocería cerrada, más robustas y neutras.