Encuentra el Audi en blanco solo en AutoScout24.es

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

Audi: historia de un fabricante con mucha historia

La historia de Audi comienza con uno de los pioneros de la industria alemana del automóvil: August Horch, que, tras abandonar su anterior empresa, fundó la August Horch & Cie. Motorwagenwerke AG. Ocurrió en julio de 1909. Sin embargo, Horch hubo de cambiar el nombre de la compañía, al encontrarse ya registrado, surgiendo así el de Audi, traducción latina de "horch" ("oye" o "escucha" en español). En 1932, bajo la fusión de las compañías Audi, Horch, DKW y Wanderer surgió Auto Union AG, pudiendo así hacer frente a la terrible Gran Depresión de 1929. Ese mismo año, el 29 de junio, aparecería el logotipo de Audi: cuatro aros entrelazados, simbolizando la alianza de las citadas cuatro marcas sajonas. Buscando evitar la competencia en el grupo, a cada una de ellas se asoció un segmento específico del mercado, recayendo en Audi los automóviles de lujo del segmento medio. Tras toda una suerte de avatares, en forma de desaparición, resurgimiento, absorción, como la de Volkswagen en 1964 adquiriendo la mayoría de las acciones, para finalmente acceder a la absoluta propiedad en 1966, Auto Union AG acabó, en 1985, llamándose como hoy en día la conocemos: Audi AG, y estableciéndose, también, en su actual sede: en Ingolstadt, Baviera.

Audi y la constante preocupación por la innovación

Audi es una marca caracterizada por el inconformismo, por el intento constante de adelantarse en el tiempo a otros, es pues un espíritu de constante innovación. Grandes hitos que demuestran ese carácter son: la introducción del volante a la izquierda con el modelo Audi K, en 1921; la aparición, en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1980, del Audi Quattro Sport Coupé, con tracción a las cuatro ruedas, así como del Audi 100, de 1989, que fue el primer coche en presentar un motor TDI, con 2,5 litros y 120 CV; la presentación en 1991 de un nuevo motor para los modelos 80 y 100, un motor 1.9 TDI, de cuatro cilindros y 90 CV. En definitiva, los autos de Audi, tanto nuevos como usados, son producto de la funcionalidad más vanguardista.

El Audi blanco y el resto de colores

El color blanco continúa como el más popular desde hace años. Resulta más barato, fresco y "limpio", así como más visible para otros conductores, eclipsando de esta manera al rojo, azul y verde, colores muy frecuentes hace 20 años. En Audi se trabaja para adelantarse a las tendencias coloristas, porque realmente puede ser un detalle crucial. En general, el Audi blanco es el color principal, sobre todo entre el Audi A3 y A3 Sportback, seguido del negro, más popular en el A6 y A8. A nivel mundial, el podio de la demanda sería blanco, negro y plata. Los coches usados blancos de Audi se presentan, pues, como una atractiva, innovadora y segura opción.