Compra tu Audi SQ5 en AutoScout24.es

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

El Audi SQ5 es un automóvil todoterreno del segmento D de la empresa alemana Audi y que está en el mercado desde 2008. Se trata de un cinco plazas con carrocería de cinco puertas, motor delantero transversal y tracción a las cuatro ruedas. A principios de la década, la moda de los SUV eclosionó y todas las marcas se pusieron manos a la obra. AUDI no podía ser menos, y en 2006 presentó el bestial Q7. Dos años más tarde, en 2008, se presentó el Q5 para llenar el hueco que el demasiado grande Q7 no podía llenar, por precio y por tamaño.

Su diseño mucho más contenido y redondeado que el de su mastodóntico hermano mayor le ha hecho un referente entre los todocaminos urbanos “medianos” de gama alta. Este todo terreno compite con BMW X3, Infiniti EX, Volvo XC 60, Honda CR-V, Mercedes GLK, Land Rover Freelander y Acura RDX. Este vehículo se ofrece con tres niveles de equipamiento; Attraction, Ambition y Ambiente.

El primer modelo de Audi con la denominación S que tiene motor diésel es un TDI

Dentro de la gama de Audi, el SQ5 TDI es la versión más potente del Q5. Por otra parte, este modelo se ha convertido en el primero con la denominación «S» cuyo motor es un diésel (3.0 TDI de 313 CV), sin embargo no es la primera vez que Audi emplea un motor de gasóleo para la variante más deportiva de un modelo. Con el Q7 hubo una versión V12 TDI de 500 CV. En otros países hay un SQ5 con motor de gasolina de 354 CV.

El SQ5 salió a la venta en octubre de 2012, y en el mercado de segunda mano ha alcanzado muy buenas cifras debido a las prestaciones que ofrece. Aunque compite directamente con el BMW X3, en su versión xDrive35d de 313 CV, también tiene como rival al Mercedes-Benz Clase GLK, en su variante GLK 350 CDI de 265 CV. Lo que caracteriza a este Audi es su combinación entre todoterreno, motor diésel y deportivo. Cuenta con neumáticos de serie 255/45 R 20, marca Dunlop SP Sport Maxx GT y suspensión rebajada. Eso sí, el SQ5 es menos deportivo que otros modelos de enfoque similar debido, en gran medida a que su centro de gravedad está más alto, pero, tiene su punto fuerte en el motor, y en carreteras con curvas ofrece grandes prestaciones.

Motor de seis cilindros en V

El punto fuerte del Audi SQ5 es el motor: un diésel de seis cilindros en “V” con sobrealimentación por dos turbocompresores de diferente tamaño que están dispuestos en serie. Mantiene su par máximo desde 1450 rpm hasta 2800 rpm y ofrece una potencia máxima de 313CV . Otra de las ventajas que ofrece este vehículo es su moderado consumo y lo silencioso que resulta su motor diésel, muy inferior al de otros modelos de la gama.

El cambio es automático y la fuerza de arrastre del motor es muy importante, por lo que sobre el pedal de freno hay que ejercer un poco más fuerza de lo normal. Con el mando que incorpora este modelo, el “Audi Drive Select” se puede elegir entre cinco configuraciones distintas: Efficiency, Comfort, Auto, Dynamic e Individual. Cada uno de ellos, ofrecen, de forma modificada respuesta diferente del motor, cambio, climatización o sonido.

Con el programa Efficiency se reduce al máximo el consumo

Una de las peculiaridades del programa “Efficiency” es que trata de reducir al máximo el consumo. La diferencia entre este programa y el “Comfort” se encuentra en la dirección, que resulta más suave. Por su parte, el modo “Auto” es eso, automático; esto propicia que sea difícil saber cuándo utilizarlo. En el modo «Dynamic», el motor ofrece una respuesta más potente, aunque la dirección es más dura y el escape modifica su sonido, produciendo un tono más grave. Tan solo en el programa “Individual” el conductor puede ajustar por separado cuatro variables como son motor/cambio, dirección, sonido del escape y el programador de velocidad.

Elegir el más adecuado para cada ocasión es una de la complicaciones que presenta el SQ5. Dependiendo de la superficie y del modo de conducción nos decantaremos por uno u otro. Se trata de un automóvil que responde muy bien en curvas, aunque encuentra dificultades para modificar su trayectoria en conducción. Precisamente, existen dos tipos de direcciones, las dos cuentan con asistencia electromecánica.

Reducción de consumo como alternativa del SQ5

Una de las soluciones técnicas que ayudan a reducir el consumo es el sistema automático de parada y arranque en las detenciones, además de una bomba de aceite que varía la presión en función de las necesidades. El SQ5 TDI tiene una serie de elementos estéticos que lo distingue del resto de versiones de la gama.

Los paragolpes y la parrilla varían en este modelo y las carcasas de los retrovisores van pintados en color aluminio y tiene cuatro salidas de escape. Ofrece dos colores exclusivos de carrocería: “Azul Estoril” y “Negro pantera”. Los asientos son deportivos y están tapizados en una combinación de napa y Alcántara. Como equipamiento opcional se puede seleccionar el recubrimiento de cuero.

Buen equipamiento de serie

El Audi SQ5 cuenta con un completo equipamiento de serie; no obstante, hay elementos como la de alerta por cambio involuntario de carril o el programador de velocidad activo que son opcionales. Lo mismo ocurre con la cámara de visión trasera para facilitar las maniobras, la iluminación adaptativa, o el techo panorámico de cristal, entre otros. Por ello, en el mercado de segunda mano alcanza cifras muy importantes debido a los buenos precios que pueden encontrarse.

Mehr anzeigen