Compra tu Audi S1 en AutoScout24.es

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

El Audi S1 es la versión más deportiva de la gama actual del A1. Apareció en 1985 como evolución del Audi Sport Quattro. La S le da un nuevo significado al modelo más compacto de Audi: un vehículo innovador cuyo carácter deportivo es mucho más extremo que el de sus predecesores. Se distingue del A1, por el parachoques, los faros de xenón, pilotos de luz Led o su cuadro de instrumentos, que cuenta con una decoración específica. El S1 hereda una denominación histórica en Audi, ya que este fue el nombre de uno de los coches deportivos más laureados de la marca de los cuatro aros, con el que fue protagonista en el campeonato del mundo de rallies en la época de los Grupo B. Ese es el motivo por el que la marca alemana se ha decantado por el negro y el amarillo para presentarlo.

Este vehículo de cuenta con una serie de características que hacen que se trate de un automóvil único en el mercado. Una de ellas es que no tiene competidores claros, ya que no existe ningún turismo que cuente con un tamaño parecido y un motor tan potente. Su rival más directo es el Opel Corsa OPC Nürburgring Edition, que tiene 211 caballos. Además, el Audi S1 ofrece tracción total, una de sus características más exclusivas puesto que no hay ningún otro que se le parezca, desde que Audi descatalogara el A1 quattro (esta fue una edición limitada a 333 unidades y motor de 265 CV).

Sin nada que envidiar al A1 Quattro

Entre sus principales características se encontraba el incremento de potencia, lo que se vio reforzado por su sistema de tracción integral quattro y su motor de corte deportivo, un TFSi de 231 caballos de potencia con un par motor incluso superior al de la serie especial del modelo urbano. Con estas características alcanza los 100 km/h desde 0 en apenas 5,8 segundos y alcanza los 250 km/h de velocidad máxima. Esto hace que mejore las prestaciones del A1 Quattro, sobre todo porque su peso es ligeramente inferior.

El Audi S1 cuenta con diferencias notables con respecto sus predecesores. A nivel estético, le distinguen los faros de xenón plus de diseño renovado, un paragolpes delantero más agresivo con tomas de aire sobredimensionadas y el trasero con un difusor aerodinámico situada entre las salidas de escape dobles y unas llantas de aleación de diseño exclusivo de 17”, con medida 18 opcional. Como extra, la firma alemana ofrece la posibilidad de incorporar un alerón de techo. Además, la potencia de estos vehículos ha propiciado que cuenten con una suspensión trasera específica para albergar un embrague multidisco, que es el que genera la tracción total. Cuenta también con bloqueo electrónico de diferencial con control selectivo del par de cada rueda, o la dirección electromecánica recalibrada, entre otras novedades.

También deportivo en su interior

El toque deportivo también está presente en su interior gracias a unos originales pedales de aluminio, un volante deportivo, o el predominio de elementos decorativos negros. Se trata de un vehículo duro de suspensión. En carreteras en las que el pavimento o el trazado no se encuentran en perfecto estado es donde más se nota su dureza. Pese a que en los coches deportivos es habitual esta dureza, en el Audi S1 se nota aún más, siendo en coches del segmento como el Renault Clio RS más confortable.

Al tratarse de un coche con tracción total, la motricidad es muy buena. Esto se nota, sobre todo en carreteras muy lentas y deslizantes, ya que es en estas en las que permite transmitir la potencia del motor a las ruedas y, también, salir más rápido de las curvas.

Motor muy agradable de conducir

El Audi S1 cuenta con un motor de 2,0 litros de cilindrada, está sobrealimentado y entrega 231 CV. Se trata de un motor que resulta muy agradable de conducir en cualquier circunstancia. La gran potencia de este coche se empieza a notar con claridad por encima de 2500 rpm. Tiene un sonido que no molesta y que se nota sobre todo cuando se le pide una fuerte aceleración.

No sobresale especialmente por su rapidez entre los vehículos deportivos de este segmento. Entre sus competidores se observa que es un poco más lento que un Volkswagen Golf GTI de 220 CV. Esto se debe, sobre todo a que pesa más de lo que debiera por su longitud, pero el sistema de tracción total es uno de los elementos que provoca este peso. Eso sí, acelera mejor que el Golf gracias a su motricidad.

Gran facilidad para cambiar de dirección

El Audi S1 cuenta con un gran facilidad para cambiar de dirección. Esto es debido a dos características fundamentales: la primera que sus neumáticos (Bridgestone Potenza S001), ofrecen una gran adherencia, y la segunda es que su dirección es muy rápida. Cuenta con una buena potencia del equipo de frenos y es un coche que no resulta muy espacioso para las dimensiones externas que posee. En el mercado de segunda mano, debido a que este modelo resulta el más deportivo de la gama actual del A1, encuentra muchas posibilidades. Y es que la marca de los cuatro aros ofrece numerosos modelos que se pueden adquirir a buen precio sin renunciar a un deportivo de la marca. Con él, la conducción urbana será mucho más agradable para todos los que decidan conducir este pequeño deportivo de la marca alemana.