Audi Q5 de segunda mano o nuevo. Comprar Audi Q5 ocasión y km 0

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

El Audi Q5 completa en 2008 la gama de modelos SUV de Audi

Parecía que en el desarrollo de Sport Utility Vehicles (SUV) el Grupo Volkswagen había decidido dejar a un lado a su filial Audi y, por el contrario, atender el próspero mercado de los todoterrenos de lujo en compañía de Porsche. No fue hasta tres años después de que la matriz del grupo presentara su primera generación de SUV cuando los de Ingolstadt comenzaron a dejarse ver en este segmento de vehículos. Y con el Audi Q7 estrenado en 2005 lanzaron al mismo tiempo al mercado el mayor SUV de producción alemana. Cuando aproximadamente en la misma época ya se trabajaba a pleno rendimiento en una nueva generación de modelos de la serie A4 de clase media, surgió la idea de aprovechar su plataforma, además de para la nueva versión coupé del Audi A5, también para un SUV más pequeño. Dicho SUV compacto llegó finalmente a los concesionarios en 2008 en forma de Audi Q5.

El Audi Q5 se comercializa como SUV compacto exclusivamente con tracción integral

A la hora de concebir el diseño del Audi Q5, los estilistas se apoyaron en gran medida en su hermano mayor, el Audi Q7, del cual tomaron prestado los rasgos fundamentales del morro y de la zaga. Sin embargo, con unas proporciones de 4,63 metros de longitud y 1,88 metros de ancho, así como un peso de algo más de 1,8 toneladas de peso, el Audi Q5 demostraba su pertenencia a la clase de los SUV compactos. No obstante, su altura de 1,65 metros conformaba una estructura atípicamente plana para este tipo de vehículos. Pero esto no era el único rasgo insólito del Audi Q5, puesto que los de Ingolstadt decidieron comercializar este modelo exclusivamente con tracción integral, incluso en los modelos de acceso a la gama.

El Audi Q5 llega al mercado en versión gasolina con tres variantes de motor

El Audi Q5 se comercializaba en versiones gasolina y diésel con tres niveles de potencia diferentes en cada caso. En el apartado de los gasolina, el Audi Q5 de 2,0 litros de cilindrada y un propulsor turboalimentado de 132 kW (180 CV) constituía el modelo de acceso a la gama. Con esta motorización, el Audi Q5 alcanzaba una velocidad máxima de 210 km/h. En el nivel intermedio de potencia el Audi Q5 contaba con un motor que desarrollaba 155 kW (211 CV), lo que le permitía lograr una velocidad máxima de 222 km/h. Pese a su diferencia de prestaciones, según datos del fabricante ambos modelos de gasolina registraban un consumo medio de 8,1 litros de gasolina súper con unas emisiones de CO2 de 188 g/km. El tope de gama entre los gasolina estaba equipado con un propulsor V6 que desarrollaba hasta 199 kW (270 CV) e impulsaba al Audi Q5 hasta los 234 km/h. El consumo medio de este seis cilindros ascendía a 9,3 litros (218 g/km de CO2). Todos los motores de gasolina cumplían la normativa Euro 5.

Las motorizaciones diésel del Audi Q5

En el apartado de los diésel el Audi Q5 tenía disponibles tres mecánicas diferentes. El modelo básico con una cilindrada de 2,0 litros disponía de un motor common rail de 105 kW (143 CV) con el que el Audi Q5 aceleraba hasta los 190 km/h. Con un consumo medio de gasóleo de 6,2 litros y una cifra de CO2 de 162 g/km, este Audi Q5 constituía el modelo más eficiente de la gama SUV del fabricante de Ingolstadt. La siguiente motorización diésel desarrollaba un máximo de 125 kW (170 CV), mientras que el modelo superior, con su propulsor V6, generaba 176 kW (240 CV).