Compra tu Audi A4 Avant en AutoScout24.es

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

Con el Audi A4 Avant la imagen de los familiares se vuelve más deportiva

En los años 80 el fabricante de automóviles Audi aprovechó la plataforma de su berlina de clase media Audi 80 para perpetrar diferentes variaciones. El Audi quattro estaba tan basado en el Audi 80 como el Audi Coupé o el Audi Cabriolet, que finalmente terminó convirtiéndose en un clásico del mundo del motor. Pero con lo que no contaban los de Ingolstadt era con una práctica variante familiar, y ésta llegó justo dos años antes de que la serie de 1994 fuera sustituida por el Audi A4. El primer familiar de los modelos de clase media de nueva denominación hizo su aparición finalmente en 1996 como Audi A4 Avant. Si bien hasta ese momento los modelos familiares eran considerados meras berlinas alargadas con más superficie de carga, gracias no solo al Audi A4 Avant la percepción de este tipo de vehículos cambió radicalmente, lo que propició su asociación a una imagen más deportiva. En línea con esta nueva idea, a finales de la primera fase de fabricación (2000) Audi se asoció con Porsche para desarrollar una versión deportiva denominada Audi RS4 Avant que con sus 280 kW (380 CV) de potencia era capaz de superar al hasta entonces modelo deportivo Audi S4 Avant de 195 kW (265 CV).

En los modelos tope de gama del Audi A4 Avant trabajan mecánicas V6 o V8

Tras su llegada al mercado en 2001, la segunda generación del Audi A4 Avant se fabricaría en versión gasolina y diésel tan solo durante tres años, transcurridos los cuales la casa decidió presentar un modelo revisado tanto en el plano estético como técnico que se mantuvo en programa hasta el año 2008. Los modelos más altos de gama de esos años fueron el Audi S4 y el Audi RS4 Avant que, a partir del año 2005, se equiparon con un propulsor V8 capaz de desarrollar hasta 309 kW (420 CV). En la primavera de 2008 llegó a las carreteras la siguiente generación del Audi A4 Avant. Al igual que su hermano mayor, el Audi A6 Avant, el A4 también contaba esta vez con una variante todoterreno con tracción integral y los correspondientes rasgos de diseño. El Audi S4 Avant, la versión superior de la gama, disponía desde su introducción en 2009 de una mecánica V6 con compresor que desarrollaba 245 kW (333 CV).