El Audi A3 en blanco está en AutoScout24

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

Audi A3 blanco, todo un clásico

El Audi A3 blanco constituye un clásico, un familiar compacto que, hoy día, se halla disponible en las versiones de turismo estándar, sportback, sedán y cabrio. La primera generación se fabricó de 1996 a 2003, disponible tanto con motores de diésel como de gasolina; la segunda generación se comercializó de 2002 a 2012 y la tercera va del 2012 hasta la actualidad. El Audi A3 en blanco u otros colores fue uno de los primeros modelos en utilizar la denominada plataforma A4. Inicialmente se produjo en su versión hatchback con tres puertas y, de este modo, se esperaba que fuera un serio competidor del Golf, gracias a su estilo decididamente deportivo. Su motor por aquel entonces era de cuatro cilindros y estaba montado de forma transversal. Por su parte, estos modelos de la primera generación todavía se pueden encontrar sin ningún problema en el mercado de coches usados. En 1999 salió un nuevo modelo del Audi A3, con un motor turbocompresor de 1,8 litros y 180 CV y tecnología TDI inyector-bomba. La versión quattro incorporaba un motor de hasta 180 CV. En los 2000 el interior se mejoró, así como la suspensión. Asimismo, un sistema de control de estabilidad y un reparto electrónico de frenada se convirtieron en equipamiento ya de serie. Esta primera generación, como coche de segunda mano, se siguió vendiendo mucho después de terminada su fabricación en un gran número de países.

El Audi A3 blanco actual

Aunque disponibles en diferentes colores, aquellos usuarios que se decantan por el blanco el blanco en el Audi A3 muestran un gusto clásico y su confianza plena en un coche versátil y multifuncional. De hecho, el color blanco es el preferido por un 22% de personas, sobre todo en modelos deportivos como el Audi A3, y cada vez se encuentra más en alza y ha desbancado incluso al tradicional negro. Además, sus diferentes gamas colman las expectativas de un público muy variado entre sí, desde aquellos conductores con familias a cargo hasta gente joven amante de los deportivos. La tracción, la suspensión y el peso ligero son sus principales señas de identidad, a lo que se une el reconocimiento de las señales de tráfico. El Audi A3 en blanco emite tan solo 37 g/km de emisiones CO2 en su versión sportback. Con una caja de cambios de seis velocidades o S tronic, el motor TFSI puede llegar a alcanzar los 300 CV. Según el modelo, se puede elegir entre las tres a las cinco puertas. Sus características comunes son unas medidas de 4240 mm de largo, 1780 de ancho y 1420 de alto. Además, presenta conexión de última generación a Internet, posee control de estabilidad y airbag de rodillas en el asiento del conductor. Los Audi A3 son muy reconocibles por su parrilla delantera compacta y ancha, así como por su parte trasera de igual personalidad, además de su estilo moderno y deportivo, característicos de Audi, y un gran equipamiento.